El tabaquismo es una epidemia mundial con graves efectos en la salud pública, la economía nacional y el bienestar de las familias. La Organización Mundial de la Salud estima que cada año mueren casi 6 millones de personas, de las cuales 600 mil ocurren entre personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco.

En México mueren al año más de 66 mil personas por enfermedades atribuidas el consumo del tabaco. Según la Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos (México, 2009) en general el 15.9% de los adultos en nuestro país son fumadores, esto es 10.9 millones de personas, de los cuales el 24.8% corresponde a hombres y el 7.8% a mujeres.

La Organización Mundial de Salud ha impulsado un conjunto de medidas de amplio alcance para proteger a la gente de los efectos nocivos del consumo de tabaco y del humo de tabaco ajeno. El Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS es un tratado internacional, con fuerza vinculante para México, para reducir la mortalidad y la morbilidad asociadas al tabaco. En su conjunto es la principal herramienta para seguir pautas y recomendaciones.

En esta sección podrás conocer cuáles son las medidas más importantes para disminuir la adicción al tabaco. Revisa cuáles son sus ámbitos de incidencia y cómo puedes obtener beneficio de ellas, para ti, para tu familia.