• De las 14 economías más importantes en América Latina y el Caribe, México tuvo el segundo peor desempeño para reducir la prevalencia de fumadores diarios entre 2005 y 2015, pese a ser el país que más disminuyó estos indicadores entre 1990 y 2005.
  • Un paso fundamental hacia la adopción integral de políticas públicas para el control del tabaco es la adopción de espacios libres de humo de tabaco en todo el país.

Ciudad de México a 24 de abril de 2017. Recientemente la revista de salud pública The Lancet publicó un estudio sobre el impacto de la epidemia del tabaquismo en el mundo, un trabajo en donde se estima la prevalencia de fumadores diarios en los últimos 25 años; fumadores con mayor nivel de adicción, índices altos de enfermedades y muertes prematuras. Respecto a otros países México no tuvo buenos resultados, según un análisis realizado por la Fundación InerAmericana del Corazón México (FIC México).

El último avance importante que registró México fue entre 1990 y 2005, siendo el país con mayor disminución de prevalencia anual en fumadores diarios: 4.2% en hombres y 5.5% en mujeres, le seguía Brasil, que en ese periodo disminuyó en 3.8% en hombres y 3.4% en mujeres, por año. El análisis realizado por la FIC México señala que las políticas públicas para el control del tabaco, especialmente las introducidas del 2005 a la fecha, son insuficientes. De continuar con esta tendencia, México mantendrá el segundo peor desempeño de las 14 economías más importantes de la región de América Latina, incluyendo Brasil, Argentina, Colombia y Chile.

Actualmente México se encuentra en una parálisis de esfuerzos para reducir la epidemia del tabaquismo, ya que, en 2015 la prevalencia global de fumadores diarios fue 25% en hombres y 5.4% en mujeres, lo cual representa un descenso de 28.4% y 34.4%, respectivamente, con lo que se tenía en 1990.

Por otro lado, a nivel regional, entre 2005 y 2015, con excepción de Guatemala, México tiene el peor desempeño en la disminución de la tasa anual de fumadores diarios debido a que se mantiene con un cambio nulo en los hombres y con un aumento preocupante de 0.3% en las mujeres. Guatemala le gana porque durante ese periodo aumentó de 0.9% en hombres y 0.2% en mujeres.

Brasil fue de los países mejor evaluados, según la investigación, registró la reducción de prevalencia más importante entre los 10 principales consumidores de tabaco en el mundo: entre 1990 y 2015 redujo en 56.5% su prevalencia en hombres y en 55.8% en mujeres. Esto se debe a que Brasil ha hecho los avances más notables en la implementación de las políticas públicas del Convenio Marco para el Control del Tabaco, seguido por Panamá, que tiene el registro más alto en la última década. A diferencia de Brasil, en los últimos 7 años México no ha avanzado nada en la implementación de las políticas de control de tabaco lo que se ve reflejado en los datos.

La evaluación hecha por la FIC México resalta que los líderes de salud pública en México, incluyendo la Secretaría de Salud federal, han reconocido la necesidad de fortalecer las leyes de control de tabaco, un primer paso fundamental sería la adopción de espacios libres de humo en todo el país: esto implica eliminar las áreas reservadas para fumar  en áreas públicas o de trabajo que estén cerradas.

Esta sería la primera medida hacia la adopción integral de las políticas sugeridas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, que también incluyen prohibición total de publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco, ampliar los pictogramas en los empaques de productos de tabaco y aumentar el precio y reducir la asequibilidad de productos de tabaco.