IMPUESTOS

El incremento de los precios de los productos de tabaco a través de impuestos es la medida más efectiva para reducir el consumo, evitar la iniciación y aumentar la cesación (Jha y Chaloupka, 1999; Chaloupka, et al., 2000; Chaloupka, et al., 2010). Un incremento del precio de los productos de tabaco de 10% reduce el consumo en 4% en los países desarrollados y en 8% en los países en desarrollo, en promedio (Jha y Chaloupka, 1999; Chaloupka, et al., 2000).

Por esto, en el artículo 6 del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco “(l)as Partes reconocen que las medidas relacionadas con los precios e impuestos son un medio eficaz e importante para que diversos sectores de la población, en particular los jóvenes, reduzcan su consumo de tabaco”. Además, en este artículo se establece que las Partes adoptarán medidas como “aplicar a los productos de tabaco políticas tributarias, y si corresponde, políticas de precios para contribuir al logro de los objetivos de salud tendentes a reducir el consumo de tabaco”.

El incremento de los impuestos al tabaco con fines de salud pública funciona de la siguiente manera:

Cuando los impuestos se incrementan, ese cambio se traslada, al menos en parte, hacia los precios que observa la población, es decir, los precios de venta al público de los productos de tabaco también se incrementan.

En México se ha incrementado progresivamente el impuesto específico a los productos de tabaco (el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios o IEPS) durante la última década. El incremento más importante se implementó en enero de 2011. Actualmente los productos de tabaco pagan un IEPS de 160% sobre el precio de venta al detallista (componente ad valorem) y de 0.35 pesos por cigarro o por 0.75 gramos (componente fijo). Este impuesto representa alrededor del 55% del precio de venta al público. Los productos de tabaco también pagan el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16% sobre el precio de venta al público. Este impuesto representa el 13.8%. Como resultado de los incrementos del IEPS, los precios de los productos de tabaco también se han incrementado:

Ante el incremento de los precios, los fumadores reducen su consumo (dejan de fumar o reducen la cantidad que fuman).

En México se ha estimado que un incremento de los precios de los cigarros de 10% reduce el consumo 5% en promedio (Jiménez, et al., 2008). El consumo por adulto de cigarros en el país se ha reducido en los últimos años en los que los impuestos y precios se han incrementado:

¿Y qué pasa con la recaudación cuando se incrementan los impuestos? Por la naturaleza adictiva del tabaco, la reducción en el consumo es relativamente menor que el incremento en los precios e impuestos. En consecuencia, la recaudación del gobierno por el impuesto al tabaco aumenta.

Como resultado del incremento del IEPS a los tabacos labrados implementado en México en enero de 2011, la recaudación de los primeros tres trimestres de ese año ha sido 9% mayor (en términos reales, es decir, después de descontar la inflación del periodo) que la obtenida durante los primeros tres trimestres del 2010. En general, los incrementos al IEPS de la última década han resultado en incrementos de la recaudación:

¿Qué nos falta en México en materia de impuestos al tabaco?

El componente fijo del IEPS debe ajustarse periódicamente de acuerdo con la inflación pues de otra manera perderá su valor a través del tiempo.

El ingreso de la población es otro de los factores importantes que determinan el consumo de cigarros (Jiménez, et al., 2008). De esta manera, también es importante hacer ajustes periódicos de acuerdo con los incrementos en el poder adquisitivo de la población.

La Organización Mundial de la Salud recomienda implementar impuestos a los productos de tabaco equivalentes al 75% del precio al público (OMS, 2011). Como se mencionó antes, el IEPS representa actualmente alrededor del 55% del precio de venta al público. Es importante tener en cuenta que los cambios que realmente afectan el precio relativo de los productos de tabaco son los cambios en el impuesto específico ya que la mayoría de los productos y servicios también pagan IVA.

Puedes consultar con detalle los datos de las gráficas en la sección de Indicadores.