A través de una tecnología innovadora, los ciudadanos pueden participar para que las tabacaleras dejen de apuntar a niños y niñas

WASHINGTON, D.C. – La Campaña para Niños Libres de Tabaco (Campaign for Tobacco Free Kids) está lanzando una nueva campaña mundial para evitar que las compañías tabacaleras más grandes del mundo atraigan a niños y niñas a través de acciones de marketing en puntos de venta cercanos de las escuelas. La campaña “Big Tobacco, Tiny Targets” lanzada hoy apunta a Philip Morris International, British American Tobacco y otras compañías tabacaleras cuyos productos se están promocionando y vendiendo alrededor de las escuelas, en espacios recreativos y lugares frecuentados por jóvenes.

A través de la tecnología de crowdsourcing y de las redes sociales, la campaña permite a los ciudadanos de todo el mundo ayudar a documentar el marketing de los productos de tabaco dirigido a niños y niñas. Con solo un teléfono móvil, los ciudadanos de cualquier país pueden sacar una foto de la publicidad de tabaco cercana a las escuelas, áreas de juego y otros lugares infantiles y subir los datos al sitio de la campaña. La información recopilada se utilizará para advertir a los gobiernos y estimularlos a adoptar prohibiciones completas de publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco.

El lanzamiento de la campaña se da en el marco de un informe de investigación de The Guardian que expuso cómo Philip Morris, British American Tobacco, Japan Tobacco e Imperial Tobacco están comercializando agresivamente cigarrillos y otros productos de tabaco cerca de escuelas primarias y secundarias en 24 países. Sobre la base de los datos recopilados por investigadores de la Universidad Johns Hopkins y organizaciones no gubernamentales, la historia arroja luz sobre una táctica clave que las compañías tabacaleras utilizan para apuntar al público infantil, particularmente en países de bajos y medianos ingresos.

Las tácticas de la industria incluyen publicidades grandes, promociones de productos de tabaco baratos e incluso gratuitos, y exhibición de productos en espacios de alta visibilidad en tiendas, puestos ambulantes, quioscos y otros comercios minoristas que rodean las escuelas. Los productos de tabaco, los anuncios publicitarios y las marcas son a menudo visibles desde el interior de las escuelas o desde las salidas, por lo que es imposible que los niños y niñas los eviten.

“Es espantoso que compañías tabacaleras gigantes como Philip Morris y British American Tobacco estén apuntando a niños pequeños cerca de sus escuelas, a menudo en países pobres donde las leyes son débiles y las compañías creen que pueden salirse con la suya con este comportamiento despreciable”, dijo Matthew L. Myers, presidente de la Campaña para Niños Libres de Tabaco. “Las acciones de estas compañías muestran por qué no pueden tomarse en serio cuando dicen ser entidades responsables que están ayudando a resolver el problema del tabaco. Sus acciones dirigidas a los niños alrededor de las escuelas no dejan dudas de que son la causa principal del problema, no la solución “.

“A través de nuestra nueva campaña, personas preocupadas de todo el mundo pueden tomar medidas y documentar estas tácticas de las grandes tabacaleras para que los gobiernos, defensores del control de tabaco y consumidores puedan detener esta actividad mortal”, agregó Myers.

“En varios países, nuestra investigación encontró patrones similares de anuncios de tabaco en escuelas y lugares frecuentados por jóvenes”, dijo la Dra. Joanna Cohen, directora del Instituto para el Control Global del Tabaco de la Universidad Johns Hopkins. “Los hallazgos de estos informes demuestran tanto la magnitud de este problema como la necesidad de leyes estrictas que prohíban la publicidad del tabaco”.

Para obtener más información sobre “Big Tobacco, Tiny Targets”, visite: http://www.takeapart.org/tiny-targets/

Para descargar los informes de investigación completos de Johns Hopkins, visite el link de la campaña.